Aprendí

Aprendí... Que un tropezón no es caída.
Aprendí... Que todo en la vida vuelve.
Aprendí... Que no hay mal que por bien no venga. 
Aprendí... Que con VOLUNTAD Y ESFUERZO todo resulta más fácil.
Aprendí... Que lo más valioso de la vida es la familia y los verdaderos amigos.
Aprendí... Que no se llora a quien no te valora.
Aprendí... Que por más tropezón, caída, obstáculo, o barrera 

que se interponga en mi camino, el objetivo es:
LEVANTAR SIEMPRE LA CABEZA y SEGUIR ADELANTE...