Gracias Señor







GRACIAS SEÑOR 

Porque no desamparas al que confía en ti.
Porque cuando todo va mal 
y pongo mi vida en tus manos
basta un segundo para que todo sea maravilloso.

Gracias Señor, pues no pones oídos sordos a tus hijos 
quienes recurren a ti reconociendo tu grandeza.

Aunque mis palabras son sencillas, 
aunque no sé cómo agradecer.


Lleno de lágrimas y con mi voz susurrante, 
levanté hace tiempo mis manos y mi voz hacia Ti 
y no me cerraste tus oídos.

Aún hoy cuando te hago a un lado y no te busco, 
de igual manera escuchas mi voz 
y atiendes mis plegarias.

Tantas cosas quisiera decirte, 
pero hoy solamente te doy gracias 
pues las lágrimas que ayer salían con tristeza, 
hoy lo hacen con alegría...

GRACIAS SEÑOR por escucharme 
aunque me había alejado de Ti, 
pero Tú nunca de mi. 

Amén.