Comienza el día con el pie derecho




















Comienza el día con el pie derecho

Cada mañana nos ofrece la promesa de un nuevo día y si la vemos poéticamente, podemos pensar ella como ese momento lleno de esperanza que está listo para que cosas maravillosas pasen a lo largo de las próximas horas.


Creo que son muy pocas las personas que se sientan a pensar en lo que la mañana significa, pues están tan cansadas o enojadas por tener que levantarse temprano que se les olvida disfrutar de ese momento tan especial en el que el silencio de las calles sirve como fondo para que nos preparemos para disfrutar nuevas y emocionantes experiencias.


Si tú eres una de esas personas que aún no le encuentran el gusto a las mañanas, aquí te dejamos 7 actividades que te pueden ayudar a hacer de todos tus días el mejor día:

1. Tiende tu cama







Aunque no lo creas, el dejar tu cama sin tender manda mensajes negativos a tu inconsciente, pues el no hacer esta actividad que tan sólo lleva 5 minutos, hará que tu santuario del descanso esté desordenado cuando regreses cansada a casa.

2. Toma agua



El cuerpo necesita hidratarse y después de 7 u 8 horas de sueño es necesario que le des un gran vaso de agua para ganar energía, además esto te ayudará a comer menos durante el desayuno.

3. Haz ejercicio





No importa si es media hora o 20 minutos, el ejercicio matutino te ayudará a liberar endorfinas y a sentirte con más energía durante el día. Si el clima lo permite, procura que sea al aire libre, créenos te sentirás más animada.

4. Pon música mientras te vistes


Se ha comprobado que la música estimula el cerebro de una manera única, lo que provoca diferentes emociones cuando escuchamos nuestra canción favorita. Intenta que el tipo de música que escuches en la mañana sea alegre.

5. Haz algo que te guste





No hay nada mejor que recibir una recompensa por levantarte temprano, ya sea disfrutar de un buen desayuno o un delicioso café, hasta resolver un crucigrama o leer el periódico mientras desayunas.

6. Haz algo por alguien más


Cuando llegues a la oficina o a la escuela intenta hacer algo bueno por tus compañeros, ya sea elogiar su atuendo (siempre y cuando seas sincera), compartir alguna golosina, o ayudarlos a llevar a cabo alguna tarea.

7. Siéntete agradecida








Quizás esto suene muy cursi, pero el recordar las cosas buenas que nos han pasado hace que nos pongamos de buen humor, además esta actividad no requiere mucho tiempo, puedes hacerla mientras te bañas, en tu camino a la oficina, o mientras comes tu desayuno.
Tú, ¿qué haces para comenzar el día con el pie derecho?