No digas


No digas "Padre" si cada día no te comportas como su hijo; 

No digas 
Nuestro" si vives aislado en tu egoísmo; 

No digas "Que estas en los cielos" si solo piensas en cosas terrenales; 

No digas "Santificado sea tu nombre" si no lo harás; 

No digas "Venga a nosotros tu reino" si lo confundes con el éxito material; 

No digas "Hágase tu voluntad" si no aceptas cuando sea doloroso;

No digas "El pan nuestro de cada día danoslo hoy" si teniéndolo no te preocupas por la gente, con hambre, sin cultura y sin vivienda; 

No digas 
"Perdona nuestras deudas" si guardas rencor a tu hermano; 

No digas "
No nos dejes caer en la tentación" si tienes intención de seguir pecando; 

No digas "Líbranos del mal" si no tomas parte activa contra el mal; No digas "Por que tuyo es el reino, el Poder y la Gloria" cuando piensas en tu propio reino, poder y tu propia gloria; No digas "Amen" si no has tomado en serio estas palabras."