Manchas en la Piel



La piel presenta, en ocasiones, cambios de pigmentación que reciben el nombre de manchas.

Éstas pueden deberse a factores como el embarazo, genética, exposición excesiva al Sol entre otros.

Existen diferentes tipos de manchas de piel como las pecas, lunares y manchas por envejecimiento y cada una tiene diferentes formas, tamaños y características.

Aunque, generalmente, la eliminación de las manchas se hace mediante técnicas sencillas de cirugía, existen remedios caseros que se pueden aplicar para mejorar su aspecto de forma tal que sea difícil determinar su presencia. A continuación algunos de estos remedios:

Abrir por la mitad una hoja del aloe vera y luego, usando el lado romo de un cuchillo, se debe raspar la parte interior para extraerle su gel. Frotar diariamente este gel sobre las manchas.  El aloe vera se ha usado desde los tiempos antiguos por sus propiedades cutáneas para la curación de heridas, úlceras y quemaduras y para aclarar las manchas de la piel.

Cortar una rodaja de cebolla y frotar sobre la mancha durante cinco minutos. Repetir todos los días.  Este remedio es muy útil para mejorar las manchas de la edad.

Mezclar 3 cucharadas de yogur, 3 cucharaditas de zumo de limón y media cucharadita de raíz de rábano picante. Luego, aplicar con una bolita de algodón. 

Extraer el jugo de un limón, empapar una bolita de algodón con este líquido y luego frotar directamente sobre las manchas.  El ácido cítrico es un agente blanqueador natural que ayudar a sacar (exfoliar) la capa superior de las células de piel muertas, lo cual permite emparejar las variaciones en el tono de la piel principalmente en el caso de los lunares pequeños y manchas del embarazo  Sin embargo, se debe tener cuidado de no exponer el área que ha sido tratada con limón a los rayos del Sol.   Igualmente, se puede usar a diario la parte externa de la cáscara fresca del limón y frotarla en las zonas de la piel manchada durante un cinco de minutos.


1. Limón

Un remedio muy popular. Moja un algodón con el jugo de un limón y úntalo sobre tus manchas dos veces al día. Déjalo actuar por media hora y lava muy bien tu rostro antes de salir al sol.

Recuerda que si te asoleas con el tratamiento de limón resultará contraproducente, así que asegúrate de eliminar todo rastro del jugo antes de salir de casa.

2. Cebolla

Otro tratamiento popular es la cebolla morada. Frota las manchas oscuras de tu rostro con una rebanada de cebolla. Los jugos deberían actuar como un agente blanqueador.
 Hazlo todos los días antes de dormir después de lavarte la cara.

3. Durazno

Es una fruta que también cuenta con estas propiedades. Muele la pulpa de un durazno y combínala con un poco de tu crema nocturna. Úntalo en todo tu rostro pues además de blanquear ayuda a tonificar la piel.

4. Exfolia

Una vez a la semana exfolia tu rostro gentilmente. Una forma muy sencilla de hacerlo es con una mezcla de azúcar morena y limón. No es necesario que te talles la cara hasta dejarla roja. Con hacer delicados círculos con las yemas de tus dedos es más que suficiente.

Lo más importante cuando de tratamientos se trata es la constancia. Prueba estos remedios por al menos un mes antes de descartarlos. Si no te funcionan visita a un dermatólogo, seguramente te ayudará a resolver el problema de una vez por todas y no se olviden de dejarnos sus recomendaciones en los comentarios.