Sabias que Tomar té mejora tu salud y tu vida


Sabias que Tomar té mejora tu salud y tu vida

El té ha existido desde el principio de los tiempos. Durante la historia se ha usado como trueque, como una bebida refrescante que se ofrece en eventos sociales y muchas veces incluso para prevenir y curar enfermedades. Hojas, árboles, flores, todas estas se han hervido por siglos para hacer té o infusiones. A la fecha son una bebida que se sigue tomando para engrandecer nuestras vidas y nuestra salud.

Pensemos en los té como nuestro novedoso gabinete de medicinas. Aquí hay algunos de los más básicos que debemos de consumir:

Ayuda digestiva: que contengan jengibre, menta, anís, hinojo y cardamomo.

Ayuda relajante y contra el estrés: todos los que contengan hierba de San Juan, raíz de kava y manzanilla.

Ayuda energética: verde, ginseng y negros.

Ayuda al sistema inmunológico: aquellos con echinea, verde, hydrastis y rooibos.

Síntomas premenstruales: hoja de frambuesa, raíz de taraxacum (diente de León), raíz de dong quai.

Algunos necesitan de más tiempo de remojo que otros para lograr que sus propiedades florezcan. Para aquellas personas que buscan dejar el café, los té energéticos son una maravillosa alternativa.

Los mejores té son los orgánicos que venden sueltos, aunque los de bolsa son muy cómodos y también muy buenos. Para mantener su frescura, a los sueltos hay que guardarlos en botes herméticos y a los de bolsa hay que asegurarse de cerrar la caja correctamente.

Tips para un buen té

Los de bolsa son maravillosos para llevar. Llévalos a donde quieras y échalos en una taza de agua hirviendo.

Para un té bien hecho, hay que poner el agua a hervir y en una taza de cerámica incorporar por cada taza de agua una cucharita de té. Dejar remojar de 3-5 minutos, colar y servir.

Té al sol: Llena una jarra grande de agua y échale unas bolsas de tu sabor favorito, ponla en el sol y deja que los rayos de este la llenen de calor y energía, con esto resalta su sabor delicioso.

Si estás tratando de tomarte uno medicinal y no tienes tiempo de sentarte a tomarlo 3 veces al día, haz una jarra de te y ponla en una botella grande de agua vacía y tómala durante todo el día.

Si estás en un régimen alimenticio o simplemente se te antoja algo dulce, prueba tomar un té de anís con un poco de miel maple o uno de menta con miel de abeja.