(TAURO) COMO ERES SEGÚN TU SIGNO


Un Tauro suele ser práctico, decidido y tiene una gran fuerza de voluntad. Los tauro son personas estables y conservadores. Les encanta la paz y tranquilidad y son muy respetuosos con las leyes y las reglas. Respetan los valores materiales y evitan las deudas. Son un poco reacios al cambio.

Son más prácticos que intelectuales, y como les gusta la continuidad y la rutina, suelen ser de ideas fijas. Los Tauro son prudentes, estables y tienen un gran sentido de la justicia. No suelen hundirse ante las dificultades sino que siguen adelante hasta salir.


A veces los Tauro pueden ser demasiado rígidos, argumentativos, egocentrísticos y tercos.


A los tauros les gustan las cosas bellas y suelen ser aficionados al arte y la música. Algunos tauros tienen una fe religiosa poco convencional y muy fuerte. Les encantan los placeres de la vida, el lujo y la buena comida y bebida. De hecho los tauro deben esforzarse para no dejarse llevar por la tentación de satisfacer en exceso estos gustos.


Tauro y el Trabajo

En el trabajo los tauros son trabajadores y no se les caen los anillos con ningún tipo de trabajo manual. Son fiables, prácticos, metódicos y ambiciosos. Asumen autoridad sobre los demás, y rinden más en puestos rutinarios de confianza y responsabilidad.

Son creativos y emprendedores. Pueden triunfar en profesiones como la banca, la arquitectura, la construcción, la administración, la agricultura, la medicina, la química y la industria.


También triunfan en la educación, las artes y la cocina. Pueden ser excelentes músicos y artistas.


Tauro y las relaciones personales

Los tauro son amigos fieles y generosos. Tienen una gran capacidad para ser cariñosos aunque rara vez hagan amigos con personas fuera de su entorno social. Evitan los conflictos y los disgustos y prefieren el buen humor y la estabilidad. No obstante, si pierden los nervios son capaces de tener un genio tan furioso que sorprende a todos.

Los tauro son sensuales pero prácticos, y en este sentido son parejas fieles y considerados. Son buenos padres y no existen demasiado de su pareja ni tampoco de sus hijos. Tienen bastante amor propio y tienden a ser posesivos pero si su pareja intenta hacer las paces y comprenderles, hacen un esfuerzo para olvidar su enfado.