Carta a mi Hijo/a


Hijo/a: 

Hoy quiero decirte lo maravilloso que se siente poder llamarte hij@ mi@. Sabes, desde antes de que supiera de ti ya te anhelaba, y en cuanto supe que existías comencé a amarte, te espere con mucha ilusión por nueve meses y mi amor crecía al tiempo que la pancita que te albergaba, podía pasar hora mirando y tocando, esperando una patadita tuya, y no podría creer tanta dicha, desde entonces ya me sentía tremendamente orgullosa de ti. Imaginaba tantas cosas. 


Y hoy que al fin te tengo en mis brazos, solo puedo elevar la mirada y dar gracias a Dios por hacerme tan feliz dándome por hijo al angelito mas hermoso que hay., y mis ojos se llenan de lagrimas a l no poder contener en mi tanta alegría. Ojalá hubiera una palabra que pudiera describir este amor tan grande, ojalá pudieras ver como estalla mi corazón cada vez que se esboza una risita tuya. Te amo tanto, eres mi estrellita, mi sol, eres mi esperanza de un futuro prometedor, lleno de cosas maravillosas que tú y yo vamos a compartir como una familia. 


También pido al cielo que me ayude a ser buena madre, te prometo que procurare no decepcionarte. Debes saber que soy tu amiga, que siempre y para siempre voy a estar a tu lado, que mis oídos no fallaran cuando quieras que te escuche, ni mis brazos faltaran cuando un Consuelo necesites, y mis manos siempre estarán detrás de ti aplaudiendo tus triunfos, dando una palmada a tu hombro y tomando con fuerza las tuyas así como hoy tu aprietas las mías. 


Hoy eres una promesa de felicidad, un compromiso e entrega con al vida, una esperanza de amor, un regalo del cielo…… para hacer mi vida mejor 


Con infinito amor: Mamá