La Canasta de Flores.

CADA UNO DA LO QUE TIENE EN EL CORAZÓN.

Un hombre rico le entregó una canasta de
basura a un hombre pobre...
El hombre pobre sonrió y corrió con la canasta... 
la vació, la lavó y la llenó de flores y se la dio de regreso...
El hombre rico se asombró y le preguntó: 
¿POR QUÉ ME HA DADO FLORES, SI YO LE DI BASURA?
El Hombre pobre respondió: PORQUE CADA UNO DA LO QUE TIENE EN EL CORAZÓN.