Pedimos...

Pedimos fuerzas...  y Dios nos da dificultades para hacernos fuertes. Pedimos sabiduría...  y Dios nos da problemas para resolver. Pedimos prosperidad...

Pedimos fuerzas... 
y Dios nos da dificultades para hacernos fuertes.
Pedimos sabiduría... 
y Dios nos da problemas para resolver.
Pedimos prosperidad... 
y Dios nos da cerebro y músculos para trabajar.
Pedimos coraje... 
Y Dios nos da obstáculos para superar.
Pedimos amor... 
Y Dios nos da personas con problemas para ayudar.
Pedimos favores... 
Y Dios nos concede oportunidades.
Parece que no recibimos nada de lo que hemos pedido... 
pero recibimos todo lo que necesitamos. 

Vivamos la vida sin miedo, enfrentemos todos los obstáculos e intentemos superarlos. La ayuda de Dios no nos faltará porque todo eso forma parte de su plan misericordioso sobre nosotros.