S


S


Los atributos que más describen a una persona cuyo nombre comienza con S, son el cuidando, la sensibilidad, y la sensualidad, así como la pasión y la privacidad. El placer se encuentra en uno de los primeros lugares en la vida de un S. Para esto, les gusta recrear grandes y sensuales ambientes.

Aún siendo, románticamente, unos idealistas, tienen la paciencia necesaria como para esperar que llegue la persona correcta a sus vidas. También son expertos en desarrollar cualquier rol o juego, por más audaz que sea el mismo.