Tú Dices y Dios dice....


Cuando tú dices: no puedo resolver las cosas. 
Dios te dice: yo dirijo tus pasos.

Cuando tú dices: es imposible. 
Dios te dice: todo es posible para el que cree en Mí.

Cuando tú dices: me siento solo(a). 
Dios te dice: yo estoy contigo siempre y nunca te desampararé.

Cuando tú dices: ya no puedo hacer nada. 
Dios te dice: todo lo puedes hacer teniéndome a mi presente en todo momento...

Cuando tú dices: no merezco perdón. 
Dios te dice: yo te perdono.

Cuando tú dices: tengo miedo. 
Dios te dice: no temas yo estoy aquí contigo para ayudarte.

Cuando tú dices: no tengo fuerzas. 
Dios te dice: yo te daré las fuerzas necesarias para seguir luchando.

Cuando tú dices: ya no veo resultados en mi vida. 
Dios te dice: hijo(a) mío(a) nunca pierdas la fe.

Cuando tú dices: el problema que tengo es tan grande. 
Dios te dice: más grande que tu problema soy yo. Confía en mí y deja todo en mis manos, porque Yo soy la solución a todos tus problemas.

Cuando tú dices: no tengo ánimo.
Dios te dice: ven a mí y yo te motivaré y serás una persona llena de felicidad, amor, paz y esperanza.

Cuando tú dices: tengo hambre. 
Dios te dice: llénate de mi palabra y luego todo lo que desees vendrá por añadidura.

Dios te mira, llora contigo, te consuela con sus manos y luego te dice: levántate hijo(a) mío(a), ya no llores más, sigue adelante y no te rindas ni mucho menos te des por vencido(a). Porque aún en medio de tu tropiezo o quebranto me encuentro Yo.

Cuando tú dices: ya no confio en nadie. 
Dios te dice: confía en mi y verás la luz.

Cuando tú dices: todos me han traicionado. 
Dios te dice: Yo soy tu único amigo fiel.

Cuando tú dices: estoy muy enfermo. 
Dios te dice: Yo soy tu médico por excelencia, quien te sana de todas tus enfermedades.

Cuando tú dices: nadie me ama de verdad. 
Dios te dice: yo te amo porque fui yo quien te creó.

Cuando tú dices: no sé cómo seguir. 
Dios te dice: yo te enseñaré y te mostraré el camino.

Cuando te sientas derrotado(a), levanta tu espada y pelea por qué Dios es quien va delante de ti peleando todas tus batallas y de seguro el te dará la victoria.

Dios es amor y te ama mucho. Ámalo tú a Él y obedece su palabra. Es tu tiempo. Grandes bendiciones vendrán para aquel que le sea fiel a Dios, vive siempre con Fe, porque te Ama.  Que Dios BENDIGA sus vidas..!!