Nadie camina en la VIDA
sin haber pisado en falso.
Nadie recoge rosas
sin sentir sus espinas.
Y nadie alcanza el éxito
sin la ayuda de Dios...