Gracias Señor



Gracias Señor! Por la vida, porque no solo me la das
sino que me ayudas a vivirla.

Gracias por mi familia, y por cada uno, que de forma especial, me ama y yo los amo.

Gracias por mi trabajo, por las fuerzas que tengo para hacerlo con entusiasmo y esmero.

Gracias por mis amigos, le dan brillo a mis momentos, son sol radiante que iluminan las sombras.

Gracias por todo lo que me das, por ser tú mi compañero y mi guía, el que me da fortaleza en las pruebas y gozo a pesar de lo duras que sean, y por ser quien enjuga mis lágrimas, me consuelas, me sanas las heridas del alma y me das y motivos para reír y ser feliz.