Cuando empecé realmente a quererme
me liberé de todo lo que no es sano para mi
aleje de mi comidas, personas y cosas
y sobretodo aquello que siempre me hundía...
Al principio lo llame egoísmo sano
pero hoy se que eso es Amor propio.