EL LADO OSCURO DE SAGITARIO


Si bien es el signo de los grandes ideales, de la lucha por las libertades individuales y sociales, del amor por la aventura, el riesgo, la conquista de nuevos horizontes, de abrirse a la vida y el mundo, de ser un luchador por la justicia, también puede convertirse en un ser muy escéptico, totalmente falto de ideales, amargado, fanático, muy conservador y estructurado, encerrado en sí mismo y poco sociable. En los peores momentos, se odiarán a sí mismos y al resto del mundo que los rodea.

Su lado más oscuro
Como creen que ellos todo lo pueden, son extremadamente criticones de todo y de todos.

Frente a momentos de angustia, vivirán encerrados entre cuatro paredes, algo totalmente opuesto a su energía positiva y, por supuesto, muy destructivo.

Además, son capaces de perder el sentido del humor, la autocrítica, y volverse cobardes, infelices, faltos de energía, ilusión y optimismo.