No siempre se necesita un consejo...
A veces todo lo que se necesita es
Una Mano que nos sostenga,
Un oído que nos escuche
y un corazón que nos entienda.