Gracias Señor


¡Gracias ! 
Por enseñarme todos los días de mi vida lo importante de cada momento.
Me maravillo a cada paso por las cosas hermosas que puedo ver.
Me asusto cuando hay otras tantas que no entiendo.
Pero se que estás... Siempre... en cada momento y lugar.
Y te agradezco por ello.
Gracias por toda la gente que tengo a mi alrededor... familia, amigos, conocidos, vecinos.
Gracias por todo ese amor que me llega a través de ellos.
Te pido para cada persona del mundo amor, felicidad, paz, entereza, capacidad de aceptación y comprensión.
Sé que cada uno decide el rumbo de su vida. El destino nos muestra las opciones...
Nosotros elegimos cual tomar…
Y en esa decisión va el resto de nuestras vidas.-