5 Remedios caseros para embellecer tu rostro


Un cutis más joven y resplandeciente; unas pestañas gruesas, largas y abundantes; unos labios voluminosos; unos ojos grandes y brillantes, y una piel hidratada y sin brillos. ¿Quién no querría un rostro así, sano y bello?

En este artículo te explicamos qué remedios caseros, sencillos y naturales te ayudarán a conseguirlo. Sólo necesitarás un poco de paciencia y constancia. ¡Pruébalos y embellece tu rostro en poco tiempo!

Cutis joven
Para conseguir que el cutis tenga un aspecto rejuvenecido, sonrosado y resplandeciente podemos contar con una excelente planta medicinal usada para múltiples remedios de belleza desde hace muchas décadas: el romero.

Esta planta mejora la circulación sanguínea y por lo tanto tonifica y da firmeza y vitalidad a la piel.

¿Y cómo nos lo aplicamos?

Podemos comprar en un herbolario un aceite esencial de romero (cuidado que no sea una esencia artificial aromática, sino realmente un aceite extraído de la planta) y añadir 15 gotas en 50 ml de agua. Lo agitaremos antes de usarlo y lo aplicaremos sobre el rostro con un vaporizador o con un algodón humedecido.

Otra opción consiste en recoger directamente el romero fresco y ponerlo a macerar en vinagre de manzana durante al menos 15 días. Después colaremos la mezcla, le añadiremos la misma cantidad de agua natural, y ya estará listo para usar.

Finalmente, la tercera alternativa consiste en preparar una infusión concentrada con el romero fresco o seco. Esta infusión la usaremos durante un máximo de una semana, manteniéndola en la nevera.
Aplicaremos esta agua de romero diariamente un par de veces, al levantarnos y antes de acostarnos, siempre antes de aplicar cualquier crema y después de dejar que la piel lo absorba.

Pestañas largas y gruesas
Unas pestañas gruesas, largas y abundantes cambian totalmente el aspecto de nuestra mirada. La vuelven más femenina y atractiva, y además le dan protagonismo a nuestros ojos incluso cuando no están maquillados.

El remedio de belleza de nuestras abuelas para fortalecer las pestañas se basa en el aceite de ricino, un aceite muy espeso y nutritivo que deberemos aplicar a nuestras pestañas cada noche antes de acostarnos.


La manera más práctica de hacerlo es usando un antiguo envase de máscara de pestañas u otro tipo de pincelito. No pondremos demasiada cantidad para evitar que llegue al ojo y nos lo pueda irritar.

Labios voluminosos
Muchas mujeres se operan los labios para darles más volumen, y muchas desconocen que hay algunos trucos de belleza para darles un aspecto más grande y carnoso.

Además de hidratarlos siempre, te explicamos cómo puedes masajearlos para darles volumen y color en pocos minutos.

¿Cómo lo hacemos?

Aplicaremos un poco de aceite vegetal sobre los labios.
Taparemos toda nuestra boca con una mano y la arrastraremos horizontalmente hacia el lado externo, masajeando no sólo los labios sino la zona de alrededor, que también suele tener tensión y es donde suelen aparecer arrugas.

A continuación haremos lo mismo con la otra mano, y por lo tanto en la otra dirección.
Lo repetiremos 10 veces con cada mano.

Ojos grandes
Las tensiones faciales y los problemas de visión, entre otros, hacen que nuestros ojos se vayan empequeñeciendo y rodeando de arrugas. Para evitarlo, además de revisar nuestra vista para usar las gafas o lentillas adecuadas, realizaremos un ejercicio para relajar nuestros ojos y toda la musculatura que los rodea.

Lo realizaremos frotando nuestras manos para que entren en calor y apoyando los ojos cerrados en la palma de las manos durante unos minutos. Notaremos como los ojos se relajan, así como la piel que hay alrededor, y que suele mostrar las primeras arrugas faciales.

Además, también podemos apretar fuertemente los ojos y relajarlos varias veces al día, para evitar acumular más tensión en esa zona.

Piel hidratada
Finalmente no nos olvidemos de mantener siempre nuestra piel hidratada. La mejor manera es usar aceites vegetales adecuados a nuestra piel:

Aceite de rosa mosqueta u oliva para pieles secas.
Aceite de jojoba para pieles mixtas.
Aceite de coco mezclado con aloe vera para pieles grasas.

También podemos acostumbrarnos a usar las peladuras de las frutas y verduras para pasarlas por la piel de nuestro rostro mientras cocinamos. Recomendamos especialmente la de la manzana, la del pepino, la del calabacín o la del aguacate.