A mi Padre Ausente



Quiero que sepas que A pesar de la distancia nunca me olvido de ti, yo siempre te tengo en mi corazón y en mi mente, me haces muchísima falta y lo que más me gustaría en la vida es poder verte para abrazarte, decirte que te quiero y escuchar tus sabios consejos. Espero con ansias el día en que nos encontraremos de nuevo, mi querido papá.
Te echo de menos y espero tu pronto regreso para poder abrazarte y escuchar tus dulces palabras. 

Te mando muchos besos y abrazos, te quiero mucho.