El elixir de la juventud


Consejos para conservar la juventud
En la mujer los signos de la edad empiezan a aparecer a partir de los 30 o 35 años, dependiendo del estilo de vida de cada una. Aunque hay algunas señales que son completamente normales, en otros casos aparecen signos tempranos que se supone que deberían ser de una edad más avanzada. Lo bueno es que para que los signos del envejecimiento no empiecen a aparecer en una edad joven existen unos factores claves que pueden ayudar a conservar esta juventud.

Una dieta saludable: La alimentación desempeña un papel muy importante en la salud y en la belleza. Un plan de alimentación adecuado debe incluir una buena cantidad de frutas, verduras, cereales, carnes magras y pescado, que aporta omega-3.

Dormir bien: Descansar lo suficiente y tener un sueño reparador es clave para gozar de buena salud, tanto a nivel físico como emocional. Durante el periodo de sueño las células del cuerpo se revitalizan y llevan a cabo importantes funciones que no pueden cumplir el resto del día.

Una copa de vino tinto al día: Cuando consumimos vino de manera moderada le estamos aportando al organismo antioxidantes, hierro, vitaminas A, C y varias del complejo B, entre otros nutrientes, que mejoran la salud y ayudan a conservar la belleza de la piel.
Incrementar el consumo de agua: El consumo de agua es esencial para gozar de una buena salud física y emocional. Las células necesitan mantenerse hidratadas para regenerarse y cumplir importantes funciones en el organismo.

Evitar el alcohol, el cigarrillo y las drogas: Todos estos malos hábitos te roban años de vida y juventud. Estas sustancias intoxican el cuerpo y provocan enfermedades que aceleran el envejecimiento.
Receta para el rejuvenecimiento

El elixir de la juventud de la mujer o receta para el rejuvenecimiento es una receta natural que combina las propiedades del aceite de linaza con el ajo y el limón para obtener un increíble aliado de la salud y de la belleza de la piel y el cabello.

Ingredientes


100 ml de aceite de linaza.
2 limones medianos.
1 diente de ajo grande.
500 g de miel.
¿Qué debes hacer?

Coloca los ajos y el limón, con su cáscara, en una licuadora. Agrégale la miel y el aceite de linaza y bate todo para incorporar los ingredientes.

La mezcla se guarda en el refrigerador y se consume 1 cucharada, tres veces al día, media hora antes de las comidas.

¿Por qué esta mezcla ayuda a rejuvenecer el cuerpo?
El aceite de linaza contiene ácidos grasos esenciales que le aportan importantes beneficios a la salud y a la piel. Más de la mitad de sus grasas son omega-3, además de tener cantidades significativas de ácido linoleico (omega-6), ácido oleico (omega-9) y ácido graso palmítico.

Este aceite también es la mayor fuente vegetal de lignanos, unos antioxidantes importantes que, al combinarse con el limón, ayudan a limpiar los conductos hepáticos y biliares. Un hígado sano es sinónimo de buena salud y de juventud.

Por otro lado, el limón aporta una cantidad importante de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico y los vasos sanguíneos. Además, el ajo limpia los vasos sanguíneos, combate el colesterol, protege el corazón y aporta una gran cantidad de antioxidantes que estimulan la regeneración celular.

Este simple remedio natural es rico en nutrientes esenciales para la salud y la belleza. Su consumo regular te podría ayudar a mantener las enfermedades alejadas, al tiempo que cuidas tu piel desde el interior.